Oraci N Para Construir Un Ensayo Argumentativo

Introducción a los ensayos de valentin elizalde

Como regla, para la descripción de las características de grupo de la psicología política toman en consideración el carácter específico de dos tipos de los grupos. Tradicionalmente en calidad de las formaciones principales de grupo grande (o, con la comunicación mediata los grupos, a que es posible llevar las clases, las capas, las formaciones territoriales, la nación etc., también pequeño (con la comunicación directa los grupos, en particular, las asociaciones microsociales de las personas, las formaciones no oficiales, las asociaciones separadas políticas etc. Cada uno estos grupos se distingue del carácter temporal o constante de la existencia, la predominancia de los enlaces organizados o espontáneos especializados o el destino multifuncional etc.

Las ideologías encarnadas en los tipos diversos de la conducta política, influyen effectivamente sobre el contenido de los procesos imperiosos y el carácter del funcionamiento de los institutos de administración. Componen el núcleo de la cultura política.

Expresando un cierto estado emocional-psicológico de las personas, los humores pueden engendrar más diverso, incluso los movimientos políticos, opuestos por las tendencias, reforzar la espontaneidad y el carácter impulsivo de las acciones de los sujetos, cambiar la cohesión psicológica de los grupos y la población en total.

Además los sentimientos políticos y las emociones funcionan por la imagen doble. El primer modo de la realización por la psicología política de su función motivacional es la definición independiente de las acciones de los sujetos de grupo e individuales. Con tal variante el peso específico de las instalaciones emocionales dominará sobre todas otras consideraciones. En total la predominancia de los motivos emocionales-sensuales se manifiesta ante todo a la realización por las personas de sus papeles políticos y las funciones.

Es grande el significado para la psicología política y aquellas formaciones emocionales-sensuales, que por las formas de grupo de la conciencia, e.d. las representaciones de unos u otros grupos sociales y funcionales, a través de que la persona se incluye realmente en las relaciones políticas. Cada tal grupo se distingue de propias reacción emocionales a los acontecimientos políticos, el temperamento psicológico, la memoria y las tradiciones, que forman cierta aura psicológica, la atmósfera de la coparticipación en los asuntos generales políticos.

La función de la adaptación supone el mantenimiento por la psicología política de la adaptación de la persona al ambiente. Y la psicología realiza este objetivo como a su adaptación pasiva por el miércoles, y a su activo, cuando se modifican activamente la propiedad y la persona que asimila, por ejemplo, los nuevos papeles políticos, y las condiciones mismas exteriores bajo la influencia de rol.

Como se decía ya, la psicología política organizará e integra las propiedades subjetivas de la persona. De ese modo sirve al mecanismo principal del traslado de sus objetivos políticos y las intenciones de la esfera de la conciencia en la esfera de la existencia. Es decir no sólo abastece el contacto constante de la conciencia y la práctica, sino también actúa el factor bastante autónomo de la motivación de las acciones humanas.