Curso De Oratoria

Muestra de punto para gira despedida

El crecimiento de la economía de mercado funcionaba a la aldea de servidumbre. A esto era apretadamente vinculada la estratificación del campesinado ulterior en la segunda mitad del siglo XVIII. Había un proceso de la formación de las nuevas clases, se desarrollaban las artesanías, campesino. En las aldeas industriales (en Pavlov, Ivanov etc.) se formaba la burguesía campesina sobre un polo y los asalariados de los campesinos tributarios - sobre otro.

En condiciones de Moscú aquel tiempo en relación al desarrollo de la ciudad del tipo capitalista entre las personas procedentes rurales había una diferenciación intensiva: sobre un polo se concentraba el pueblo de trabajo y los artesanos menudos, y sobre otro - el propietario de las manufacturas. Sin embargo a finales del siglo XVIII de la contradicción entre ellos no eran tanto profundo para llevar al antagonismo agudo.

Por la esencia social-política por la protesta contra era construyendo. Sus direcciones básicas en el siglo XVIII de la aspiración que nace de la burguesía de la ciudad y rural. Esto se refiere en primer lugar a, y. Algunos sentidos, como,, y, expresaban los intereses del campesinado patriarcal no vinculado con por la economía.

La vieja creencia ha encontrado el suelo más favorable para en el campesinado. ­ y el campesinado no era ya homogéneo en esto. Para la segunda mitad del siglo XVII ya la exfoliación, que ha comenzado es característica en ambiente su. Se separan los campesinos ricos que llevaban los bancos en las ciudades, que vendían en las ferias y los contartos que tomaban de los suministros de las mercancías en el tesoro público. Las distinciones esenciales se observaban entre por los campesinos (estatales) del Norte y el Noroeste y por los campesinos del Centro y el Sur. Es interesante notar que la vieja creencia (especialmente ha recibido preponderante entre del campesinado en gran medida vinculado a los mercados y por las artesanías.

La variedad económico y social de las clases y los estados que se han adherido a al movimiento, podía reflejarse a ello, que se distinguía desde el principio grande.

Ni un san padre y no una catedral antigua no testimonian el santiguamiento con tres dedos. Además de que en ello no son representados dos, representan todavía no correctamente sobre él la cruz por tres dedos en nombre de una santa trinidad, sin confesar en ellos humano a Cristo. Sale, como si una santa Trinidad era crucificada sobre la cruz, y no Cristo por la humanidad.